Banner
Print
La Educación de Un Adolescente Responsable Print

Hay que Confiar en el Adolescente
La vida privada del adolescente
El adolescente al timón
El adolescente que trabaja

Muchos de los padres actuales tienen dificultad tratando de enseñarles responsabilidad a sus adolescentes. Quieren preparar a sus hijos para vivir una vida feliz y saludable cuando se vayan del hogar. Enseñarles responsabilidad a sus adolescentes será una ayuda considerable. Aprender a ser responsable significa aprender a:

Respetar y mostrar su comprensión hacia los demás.Ser sincero, aunque sea difícil.Ser valiente en la defensa de los propios principios.Desarrollar el dominio de sí mismo.Mantener el respeto por sí mismo.

Para enseñar a un adolescente a ser responsable, hay que darle al mismo tiempo un poco de responsabilidad:

Establezca un toque de queda. Para empezar, establezca un toque de queda bastante restrictivo. Si el adolescente es cumplidor y lo respeta, se puede abrir un poco la mano: una hora o dos más. Es recomendable establecer la hora límite sobre la confianza depositada en él. Antes de poner la acción en marcha, asegúrese de fijar claramente las reglas de regreso a casa. Háblele detalladamente, para ponerle al tanto de sus razones respecto al límite que se le impone.

Dele la llave de la casa. Si su adolescente cumple las reglas, se le pueden dar mayores responsabilidades. En cambio, si abusa de estos privilegios perdiendo la llave, olvidándola o prestándosela a un amigo, quítesela y establezca las condiciones indispensables para recuperarla (tareas extra, etc.).

Ponga a su adolescente a cargo de un sector de la casa. Especifique bien claramente qué zona es la que Vd. quiere que se encargue de atender, y asegúrese de que lo ha entendido con toda claridad: que sepa lo que tiene que hacer, si quiere responder a lo que se espera de él. Se sabrá cual es su grado de madurez cuando se vea cómo cumple sus obligaciones en su sector de responsabilidad. Si su adolescente sabe mantener la limpieza y el buen orden, se sabrá que es lo bastante responsable para hacerse cargo de mayores empeños. Si no tiene su zona lo bastante limpia y hay que llamarle la atención, entonces se sabrá que su adolescente tiene aún que madurar un poco, antes de hacerse cargo de nuevas responsabilidades.

Enséñele a resolver sus propios problemas.

Permítale que describa su problema o situación. Pregúntele cómo se siente ante este problema. Escuche con paciencia lo que le dice, en lugar de darle una respuesta inmediata. Trate de ponerse en su lugar. Descríbale las alternativas de solución de que dispone. Ayúdele a ver claramente dichas alternativas. Ayúdele a evaluar las consecuencias de una decisión, en cada caso. Explíquele (sin sermones) las posibles consecuencias de las distintas decisiones. Pregúntele si ya tiene hecho su plan. Déjele en libertad de decidir por sí mismo y de llevarlo a cabo. Más adelante, pregúntele qué tal ha funcionado el plan. Analice qué ha aprendido con su decisión. Deje a su adolescente vivir su vida y aprender de sus propios errores. Apláudale y felicítele cuando vea que acertó con su decisión. Este ejercicio debe repetirse frecuentemente con su adolescente.

Hay que Confiar en el Adolescente

La confianza es muy importante en la relación entre padres e hijos. A continuación, algunas maneras de construir una buena relación de confianza con sus adolescentes:

(1) Conózcalos bien.

· Atiéndalos y respételos.

· Esté siempre a su disposición.

· Reconozca sus puntos fuertes, lo mismo que los débiles.

· Dedique bastante tiempo a hacer cosas los dos juntos.

(2) Hable con ellos.

· Muestre un interés real en lo que dicen, y hágales preguntas sinceras.

· Discuta con ellos sus reglas y directivas.

· Pídales su opinión.

· Muéstrese abierto para discutir y analizar con ellos los asuntos problemáticos.

(3) Negocie con ellos los temas de las horas de entrada y salida, las responsabilidades, las metas a alcanzar, las horas de TV, y cosas por el estilo.

· Demuéstreles su confianza en las capacidades que tienen para establecer ellos mismos determinadas normas de tiempo y horarios.

· Pregunte: "¿Cuánto tiempo crees que necesitas para hacer esto?"

· Oblígueles a cumplir sus compromisos.

· Proporcióneles alternativas positivas.

La vida privada del adolescente

A algunos padres se les hace díficil concederles una vida privada a sus hijos. Es comprensible. Imaginan que todo lo que tiene que ver con el hijo es cosa de ellos. Pero, si queremos que un adolescente se convierta en un adulto joven independiente, tenemos que reconocerle un cierto margen de vida privada.

La habitación de su adolescente y sus llamadas por teléfono son parte de su vida privada. Sus chicos tienen el derecho de mantener en privado sus conversaciones con sus amistades, a escribir un diario y a permanecer en soledad un cierto tiempo sin que nadie les interrumpa. No obstante, hay que preocuparse cuando un adolescente es demasiado dado a los secretos. Por razones de seguridad, hay que saber siempre adónde va y con quién está.

El uso de la computadora es una nueva preocupación para muchos padres, y este aspecto exige una vigilancia especial, por la seguridad del propio adolescente. Sugerencias para el mantenimiento de un control en este terreno:

· Ponga el monitor de la computadora en una zona de la casa donde haya mucho movimiento general.

· Limite el uso a determinadas horas del día o de la noche.

· Aprenda a comprobar la "Historia" de las conexiones de la computadora, para saber qué sitios se están visitando.

Si nota síntomas de problema, tales como fallos en la promoción de grado en la escuela, cambios repentinos de amistades, pérdida de peso y tendencias a la soledad, no tendrá más remedio que invadir la vida privada de su adolescente. La buena comunicación, la confianza y el respeto mutuos, establecidos desde la primera infancia, facilitan extraordinariamente la labor paternal con el adolescente.

El adolescente al timón

Recomendaciones de Seguridad para el Conductor Adolescente

(1) Limitar la conducción nocturna. Muchos accidentes de tráfico de los adolescentes se producen entre las 9 p.m. y la medianoche. Inicialmente, la conducción del principiante deberá quedar restringida a las horas diurnas.

(2) Mantener una conducción más bien lenta y segura para el principiante. Recuerde que el adolescente tiene que mantenerse lejos de la velocidad y del mucho tráfico hasta que se sienta cómodo y seguro en tales situaciones.

(3) Entrenar para las condiciones de mal tiempo. Limite a su adolescente en el timón durante los períodos de mal tiempo atmosférico, hasta que demuestre un buen nivel de competencia y confianza.

(4) Restringir los teléfonos celulares sólo para casos de emergencia. No permita la aparición de malos hábitos. Procúrele un teléfono celular para cuando vaya en el carro y sólo para situaciones de emergencia.

(5) Elegir un vehículo seguro para el hijo. La consideración del vehículo que va a conducir un adolescente es tan importante como sus facultades al timón.

· Evite el uso de carros pequeños, camiones y vehículos deportivos (SUV).

· Busque entre los carros con alto nivel de seguridad (bolsas de aire, zonas de impacto y abolladura, etc.).

(6) Recuerde que Vd. es su modelo. Los conductores noveles aprenden mucho con el ejemplo, de modo que es preciso que Vd. conduzca dentro de los límites de seguridad. Los adolescentes con índices bajos en su manera de conducir suelen reflejar la conducta de padres en su manera de conducir.

(7) Supervise todas las prácticas de conducción que le sea posible. Los padres deben tomar parte activa en las prácticas de conducción del adolescente. Establezca un horario fijo para supervisar al futuro conductor, y cúmplalo.

(8) Sea estricto respecto al uso del cinturón de seguridad. Exíjaselo como obligatorio en todo momento, ¡sin excepciones!

(9) Analice con él y con realismo las consecuencias de las drogas y el alcohol. Que escuchen de sus labios que el alcohol y las drogas son totalmente inaceptables cuando se conduce.

(10) Hay que restringir la presencia de pasajeros. Cuantos más pasajeros, más riesgo de ponerse en peligro, porque mayor es la presión del desafío y más y más riesgo hay en las distracciones.

(11) Asegúrese de que su adolescente sabe que, en caso de necesidad, SIEMPRE PUEDE LLAMAR a casa para que lo vengan a buscar, y que nadie va a hacer preguntas.

El adolescente que trabaja

Cuando los pequeños entran en sus años de adolescencia, suelen estar dispuestos a entrar a trabajar a tiempo parcial o a coger un empleo de verano. Antes de autorizarle, discuta con él las reglas del juego, y de que no se van a comprometer las notas de la escuela. Un trabajo a tiempo parcial puede muy bien ayudarle a ser más independiente, fortalecer su carácter y configurar su sentido de la responsabilidad. Cualquiera que sea el trabajo, ocúpese de visitar de vez en cuando a su centro de trabajo.

Sugerencias de empleo a tiempo parcial para su adolescente:

(1) Trabajo con la Familia

Los adolescentes pueden trabajar para los padres que llevan un negocio familiar desde la casa. Desde hacer ventas por teléfono hasta poner al día el archivo del papeleo, un adolescente puede irse preparando para un trabajo de oficina como un verdadero profesional. También podría trabajar para la familia de algún pariente en tareas de cortar el césped, pasear al perro, cuidar un bebé mientras sus padres salen, o haciendo encargos.

(2) Trabajos en el vecindario

Haga que su adolescente busque por el vecindario qué oportunidades hay de trabajos especiales que pudiera aprovechar. Por ejemplo, alguien que está construyendo una casa nueva en la misma calle podría necesitar ayuda para pintar las paredes, hacer algunas reparaciones sencillas o arreglar el jardín. O quizás hay una anciana viuda que está dispuesta a pagar a alguien que la lleve en el carro a hacer sus visitas y le haga algunos encargos todas las semanas.

(3) Establecimientos que también suelen dar trabajo a adolescentes:

· Restaurantes y hamburgueserías

· Parques de diversiones

· Tiendas de víveres

· Ferreterías y materiales de construcción

· Hoteles y centros turísticos

· Campos de golf

· Gasolineras y estaciones de servicio

· Tiendas de ropa y accesorios

· Cines

· Centros de recreo

· Campamentos de verano

· Cuidado de bebés

· Museos

· Empresas de construcción

· Centros de atención de la salud

· Servicios comerciales

· Servicio de cuidado de bebés en el hogar

(4) Oportunidades de trabajo locales para el adolescente