Banner
Banner
Print
Print

News You Can Use


El valor del voluntariado
Published Thursday, April 29, 2010

POR MILLIE ACEBAL ROUSSEAU

En el clima económico actual, es posible que usted tenga menos dinero para hacer donaciones que en el pasado, pero hay otras maneras de ser solidario y contribuir.

Done su tiempo, esfuerzo y habilidades y podrá marcar una gran diferencia. Cuando usted se ofrece como voluntario junto con sus hijos, les puede enseñar a ellos la importancia de la empatía e inspirarlos a convertirse en mejores ciudadanos.

Animar a los niños a donar su tiempo como voluntarios y ayudar a otros les enseña a ser compasivos y generosos, dos importantes lecciones de vida”, dice Harve A. Mogul, presidente y CEO de United Way of Miami-Dade. “Los niños aprenden con el ejemplo, y siempre resulta maravilloso ver a las familias trabajar juntos como voluntarios”.

¿Cómo empezar? Hands On Miami, la rama de voluntariado de United Way of Miami-Dade, puede ayudar.  “Hands On Miami facilita el ser voluntario”, explica Tessie Alvarez-Bravo, directora senior de programas de la organización. “Ofrecemos una amplia variedad de áreas de impacto para familias y niños”.

El voluntariado depende de la edad, y Alva¬rez-Bravo sugiere que cuando el niño cumpla seis años ya es lo suficientemente mayor para ser voluntario junto con su familia.
La clave está en encontrar un objetivo específico para involucrar al niño. Por ejemplo, si al niño le interesan los animales o el medio ambiente, Hands On Miami lo involucrará en proyectos en dichas áreas. Los padres también pueden participar. La organización siempre recibe con gusto a los voluntarios con habilidades específicas. Por ejemplo, un pintor o un jardinero puede trabajar en un proyecto de renovación.

Hands On Miami ofrece una sesión de orientación a través de su sitio web, handsonmiami.org (debe inscribirse primero en Member Center), además de detalles sobre las muchas oportunidades de voluntariado. La organización también ofrece un programa para chicos entre 13 y 17 años que los anima a involucrarse en proyectos como equipo. Projects on Demand (POD) son otra opción, y siempre incluyen un componente de servicio-aprendizaje. “Los padres tienen que asesorarse y darles a los chicos información pertinente al asunto para que ellos puedan entender por qué lo están haciendo”, dice Alvarez-Bravo.

Tenga en cuenta que no todo el voluntariado es igual.  Aunque resulta importante ayudar en una venta de bizcochos o en un servicio de lavado de autos para un club local, la experiencia y la intención son diferentes a trabajar en una cocina comunitaria para los desamparados o limpiar playas. “Las ventas de bizcochos recaudan dinero y les enseñan a los niños a cómo ser empresarios, a diferencia de ayudar a los más necesitados”, explica Patricia Lee, especialista de personal que trabaja con Office of Community Services Mentoring Initiative, una entidad de las Escuelas Públicas del Condado Miami-Dade.

Lee sugiere combinar esa actividad con una oportunidad de ayudar a otros, aparte de una organización local. Una sugerencia sería recaudar artículos para las víctimas del terremoto en Haití durante la misma venta de bizcochos. Alvarez-Bravo también aconseja hacer énfasis en el aprendizaje a través del servicio. “Ningún proyecto de voluntariado es demasiado pequeño. La venta de bizcochos sigue siendo importante”, aclara. Esto resulta particularmente cierto si va a ayudar a otros.

A los alumnos de las escuelas públicas de Miami-Dade y a los de escuelas privadas se les exige realizar servicios comunitarios para poder graduarse. Lee dice que el sistema escolar ofrece muchas oportunidades para el voluntariado, entre ellas con organizaciones como Take Stock in Children, Women of Tomorrow y Big Brothers Big Sisters. Los parques de Miami-Dade también ofrecen oportunidades de voluntariado en las campañas Adopt-A-Park y Adopt-A-Program.

Ser voluntario con la familia puede proporcionar muchos beneficios. “Cuando las personas piensan más allá de sí mismas y se concentran en las necesidades de los otros pueden convertirse en una fuerza increíble en bien de la comunidad”, dice Mogul, presidente de United Way of Miami-Dade. “Ya sea ejerciendo como voluntario en la escuela de su hijo o haciendo entregas de comida a personas de la tercera edad, incluso el acto más pequeño puede marcar una gran diferencia en la vida de otra persona”.