Banner
Banner
Print
Print

News You Can Use


Diversión por poco dinero
Published Thursday, April 29, 2010

POR MILLIE ACEBAL ROUSSEAU

¿Quién ha dicho que hay que gastarse una fortuna para pasar un buen rato?

Al menos no en Miami-Dade, donde hay una gran abundancia de actividades a bajo costo y gratuitas para la familia. Sin embargo, para conectarse con la familia ¡usted tiene que lograr que todos se desconecten! Tomen un descanso de internet, teléfonos celulares, mensajes de texto, redes sociales, videojuegos y otras distracciones.

Los jóvenes hoy día pasan más tiempo usando medios electrónicos que nunca antes: unas 7½ horas al día, o más de 53 horas a la semana, según “Generation M2: Media in the Lives of 8- to 18-Year-Olds”, un reporte realizado por la Henry J. Kaiser Family Foundation. ¡Más de la jornada laboral semanal de un adulto! El estudio también halló que ese uso intensivo de medios electrónicos tiene un costo: los usuarios fuertes tienen calificaciones más bajas que los que los usan menos.

No obstante, el estudio ofrece a los padres una solución sencilla: el establecer límites. Limite el tiempo para programas de televisión, computadora y videojuegos. Dé el ejemplo.  Apague el televisor durante la hora de comida y la de hacer tareas. El estudio encontró que cuando los padres ponen límites, los chicos usan aparatos electrónicos casi tres horas menos al día, lo cual da más tiempo para pasarlo en familia.

Diversión familiar

Miami ofrece muchas opciones asequibles para las familias. Llame a museos locales como el Miami Art Museum y el Miami Children’s Museum para enterarse de sus días gratis para familias y otras actividades. El Adrienne Arsht Center ofrece Family Fest, una serie de funciones artísticas para familias. Las funciones son gratuitas, aunque se deben reservar los boletos (arshtcenter.org/perform).

El Miami-Dade County Department of Cultural Affairs también patrocina actividades familiares. Los estudiantes entre 13 y 22 años pueden obtener descuento en boletos para funciones de artes escénicas ($5) y museos ($2,50) a través de Culture Shock Miami (cultureshockmiami.com). El estudiante debe usar el primer boleto y otra persona puede usar el segundo. Art in Public Places también publica una guía de arte que destaca piezas de arte público en Miami-Dade. Las familias pueden ir de exploración mientras aprenden sobre arte... ¡y es gratis!

Para los aficionados al deporte, todos los domingos que juegan en casa los Florida Marlins se realiza el Marlins Family Sunday.  Vayan al área Strike Zone para disfrutar de música y juegos.

El Miami Metrozoo es otro lugar excelente para visitar en familia. “Tenemos más de 2.000 animales; los niños pueden alimentar a las jirafas, montar en camello, jugar en las áreas acuáticas... Son tantas las actividades que apenas basta un solo día”, comenta Cindy Castelblanco, directora de mercadeo de Metrozoo.  Aprovechen el pase Summer Savings Pass. Con el pago de la entrada, se puede adquirir el pase por $19,95 y tener acceso a tres otros lugares —Miami Seaquarium, Wannado City y otro por determinarse— gratis durante todo el verano.

Otra opción son los parques de Miami-Dade, que brindan oportunidades de recreación, muchas de ellas gratis y otras a bajo costo, en más de 260 parques. “No hay límite a las posibilidades que se pueden aprovechar en los parques de Miami-Dade: campismo, estudios de la naturaleza, clases de arte y de manualidades, excursiones agrícolas y arqueológicas, conciertos al aire libre y espectáculos ecuestres”, señala Edith Torres, funcionaria de información al público de Miami-Dade Park and Recreation Department.

Los centros comunitarios locales, muchos con instalaciones como piscinas, gimnasios, parques infantiles, laboratorios de computadoras, salas de juego y canchas deportivas, brindan a las familias otra opción asequible. Averigüe en su municipalidad acerca de los programas disponibles en un centro comunitario cercano, y tome en cuenta que varios de ellos ofrecen pases diarios y mensuales.

Así que apaguen el televisor y las computadoras. Salgan a disfrutar de buenos momentos con toda la familia. Y con tantos lugares divertidos y baratos que visitar, los niños estarán demasiado ocupados para pensar en mensajes de texto y videojuegos.