Banner
Banner
Print
Print

News You Can Use


Cómo escoger el mejor programa de verano o para después de la escuela
Published Thursday, April 29, 2010

POR MILLIE ACEBAL ROUSSEAU

Los programas para después de la escuela y los campamentos de verano varían en cuanto a enfoque y filosofía, pero los mejores ofrecen todos un ambiente afectuoso, estimulante y seguro para niños y jóvenes.

Estos programas son hoy día más valiosos que nunca, sobre todo para los padres que trabajan. Los niños reciben ayuda con las tareas, juegan y se ejercitan, desarrollan su creatividad artística, hacen nuevos amigos y aprenden otras habilidades sociales importantes. Alrededor de todo el estado, el 90 por ciento de los padres con un hijo inscrito en un programa para después de la escuela o un campamento de verano dice que sus niños están satisfechos, según reporta Florida Afterschool Network.

Los padres buscan con más frecuencia programas y campamentos que tengan una ubicación conveniente, que sean asequibles y que les ofrezcan a los chicos una experiencia satisfactoria. Nuestra comunidad ofrece cientos de programas para después de la escuela y campamentos de verano; seleccionar el que mejor se adapte a usted y a su hijo puede ser un reto.

Florida Afterschool Network sugiere que busque calidad en siete áreas: administración y organización; directores y personal del programa; comunicación e interacción; estructura y actividades del programa; salud, seguridad y nutrición; ambiente del programa; y participación de la familia y la comunidad. Visite su sitio web (myfan.org) para más detalles.

Para que los niños disfruten plenamente del programa y aprendan, necesitan de buena supervisión y de instrucción. Un personal profesional y una proporción adecuada personal/niño son imprescindibles. Florida Afterschool Network aconseja que la proporción total de personal de servicio por niño no exceda a un adulto por cada 20 niños y jóvenes.

En términos de seguridad —algo prioritario para los padres— la llegada y partida de los niños deben quedar registradas, y se debe contar con un sistema de monitorización para garantizar que cada niño sea entregado solamente a personas autorizadas. Se deben fijar carteles con descripciones escritas de responsabilidades laborales, políticas sobre personal y programas, y se debe disponer de un manual para padres.

El folleto Standards at a Glance de la National AfterSchool Association (disponible en inglés en el sitio web naaweb.org) ofrece una guía completa de recomendaciones para ayudar a escoger el mejor programa para su familia. Esta organización recomienda firmemente que usted visite el lugar antes de inscribir a su hijo. Muchos programas ofrecen una sesión de orientación que permite observar cómo interactúa el personal con los estudiantes, el ambiente interior y exterior, y hacer preguntas personales acerca de la administración y las medidas que se toman para estimular el crecimiento y el aprendizaje.

Cuando lo visite, fíjese si los profesores son amables, respetuosos y pacientes con los niños y entre ellos. Se debe dar cabida a la innovación y la curiosidad, y se deben aceptar y estimular las preguntas formuladas por los niños. Dada la diversidad existente en las familias que viven en el sur de Florida, los miembros del personal deben ser receptivos a culturas e idiomas diferentes.

Los niños deben notarse relajados, felices e involucrados en actividades diferentes apropiadas a cada edad. Para que los chicos aprendan, el ambiente debe ser atractivo. Las aulas, el gimnasio y el área de juegos deben estar limpios y disponer de espacio suficiente para realizar las actividades del programa.

Cuando evalúe el itinerario de un programa, asegúrese de que es lo suficientemente flexible para permitir la independencia y la estimulación, y además seguro para todos los que participan. Observe a los niños participando en los juegos. ¿Se nota presión excesiva o estrés aparente? ¿Están todos los participantes involucrados en el aprendizaje?

Mientras recorre las instalaciones y habla con los instructores, observe si hay algún peligro potencial. Pregunte sobre lo relacionado con la supervisión en el patio de juegos y durante los contactos deportivos. ¿El campo proporciona cascos, rodilleras y protectores de codos para deportes como fútbol, béisbol y fútbol americano? Si su hijo va a participar en deportes acuáticos, asegúrese de que todo el personal de supervisión sabe aplicar CPR (Resucitación Cardiopulmonar) y que sigue reglamentaciones de seguridad.
Debe ser una norma que haya abundantes meriendas y bebidas para los niños, para que puedan mantener su energía a lo largo del día y no se deshidraten en el verano.  Averigüe qué tipo de comidas y bebidas se brindan.

Los consejos de primera mano siempre son valiosos. Pregunte a otros padres y amigos sobre los programas a los que asisten o han asistido sus hijos y que pueden ayudarlo a usted a escoger.

Muchos niños pasan tanto tiempo en programas para después de la escuela que duran todo el año como el que pasan en la escuela.
El tiempo que su hijo permanece en dichos programas será de beneficio para su desarrollo, y vale la pena el tiempo y la energía que usted invierta para encontrar el programa que mejor se adapte a su hijo y su familia.